Oxfam: el problema no son las prostitutas, son las ONG

Han pasado unos días desde la publicación del Times que denunciaba la conducta de cooperantes de Oxfam en Haití. Las reacciones no se han hecho esperar, pero hasta la fecha han sido decepcionantes: los análisis se centran en la conducta de los altos cargos, en los mecanismos de control interno o en cómo afectará la noticia a Oxfam. Con la notable excepción de Gustau Nerín en el Nacional, nadie se ha atrevido a pasar la frontera y hacer preguntas más profundas. ¿Para qué y a quiénMás

Continue reading